El pasado 26 de junio de 2018, fallecía Pere Puig Puntí apodado como “El Sheriff de Olot” (le llamaban también “El Rambo de Olot”) dado que se paseaba vestido como en las películas americanas: sombrero, una estrella -a modo de placa de alguacil- en el pecho y un par de pistolas de plástico.

Fue el artífice de una de las peores matanzas (con 4 victimas) perpetradas en la localidad de Olot (Girona).

El cuádruple asesinato fue acaecido en fecha de 15 de diciembre de 2010 asesinando a 2 constructores (padre e hijo) y, seguidamente, a 1 empleado bancario y 1 cajera.

Al cabo de un año de los hechos, el juicio se celebró e intervinieron numerosos Peritos expertos en Salud Mental que debatieron sobre el estado de salud psíquica del autor de los hechos. El debate fue muy intenso e intervino el Dr. Bernat-N. Tiffon.

Ver crónicas de la ratificación de Peritos:

El Ministerio Publico solicitaba una pena de 80 años de prisión (20 años por cada víctima).

Finalmente, y aunque se aceptaron como atenuantes la entrega voluntaria y la confesión de los hechos, la Audiencia Provincial de Girona declaró a Pere Puig Puntí como culpable de asesinato a tiros de cuatro personas y fue condenado a 60 años de prisión, siendo 15 los años por cada víctima (ver crónica La Vanguardia, 14.12.2018).

Aunque los peritos de la defensa alegaron que sufría tres trastornos de la personalidad – esquizotípico, esquizoide y paranoide- y que el día de los hechos estaba “obcecado” por un cóctel de “anomalíasclínicas”; no obstante, el Jurado no consideró probado la existencia de dichos trastornos en el momento de cometer los hechos.

 

 

JUICIO DE PERE PUIG. ASESINATO DE 4 PERSONAS EN OLOT. AUDIENCIA DE GIRONA 12-12-11 INMA SAINZ DE BARANDA

« Post »