Desde la base de las mismas palabras del título del artículo suscrito en fecha de 12.02.2022 por Tura Soler (Tweet: @turasoler)  para el diario “El Punt Avui” (Twitter: @elpuntavui), en «La catarsis del Crimen» se recoge la crónica de la sesión pericial criminal y forense psicológica-psiquiátrica del crimen que se ha enjuiciado a lo largo de la 2ª semana de este mes de febrero de 2022.

A fechas actuales de cuando se redacta la crónica en el presente artículo del blog de CONSULTORIA EN PSICOLOGIA LEGAL Y FORENSE – Dr. Bernat-N. Tiffon, los Miembros del Tribunal del Jurado aún han de deliberar y SSª dictar sentencia.

Hacía escasas 2 semanas que los Drs. Josep Solé Puig (Médico Psiquiatra) y Bernat-N. Tiffon (Psicólogo Forense privado) habían participado como Peritos en el caso de un crimen perpetrado en el municipio de Terrassa (ver crónica AQUÍ) y, en esta ocasión, han vuelto a participar en un nuevo caso de un crimen también perpetrado en dicho municipio.

En esta ocasión, el encausado perpetró el crimen y mantuvo el cadáver enterrado en su domicilio a lo largo de unos 10 meses (Diario Signo, 08.02.2022).

Mientras que el Ministerio Público solicita 24 años de prisión, la acusación particular solicita 25 años por delito de asesinato con alevosía y ensañamiento. La defensa solicita 10 años por delito de homicidio (Diari de Terrassa de 10.02.2022 y tweet) .

Partiendo desde las mismas y propias palabras de la autora del artículo, Tura Soler para “El Punt Avui”, la periodista describe el marco contextual y redacta:

“La convivencia se convirtió en complicada y agravada por el trastorno límite de la personalidad que tenía la víctima, que había protagonizado episodios violentos (incluso tenía causas judiciales abiertas) y que hacía que el encausado, el hombre sumiso, como lo definen los psicólogos, se sintiera maltratado y humillado. Él relató en el juicio que la víctima le había abofeteado momentos antes del crimen. Para explicar la reacción violenta con consecuencias letales que tuvo el hombre normalmente sereno y tranquilo que era, los peritos recurrieron al concepto de psicología forense en inglés acting out, quienes explicaron que viene a ser un cortocircuito momentáneo que te hace disparar el muelle de la impulsividad y provoca un descontrol de la conducta. «No existe una completa anulación del conocimiento, pero es una conducta espontánea no compatible con la premeditación», relató el psicólogo forense Bernat Tiffon Nonis. Para ser más comprensible, dijo que lo que le había pasado al encausado era que “se le había parado la cabeza” y añadió que es una situación que, sin tener ninguna enfermedad mental, podía pasarle a cualquiera de los que estaban en la Sala después de aguantar mucho tiempo circunstancias estresantes. El encausado explicó que empezó a pegar hachazos a la víctima en un ataque de desesperación, porque sentía que su vida no valía nada y que se había convertido en “el apéndice de una mente enferma”. Tiffon expuso que cuando evaluaron al encausado, él mostró arrepentimiento por haber matado a la víctima, pero añadió que también mostró un sentimiento de liberación, de catarsis, como si se hubiera quitado de encima una losa después de haber aguantado tanto de tiempo una relación tóxica”.

 

El pasado jueves 10.02.2022 se celebró la sesión dedicada para las periciales psicológicas-psiquiátricas en sede de la Sala de Tribunal del Jurado de la Audiencia Provincial de Barcelona, y fueron directamente relatadas al momento, mediante vía Twitter a cargo de la periodista Isabel Palacios (de TVE), ver crónica AQUÍ.

Foto portada: Desde el Tweet de Isabel Palacios (@Palacios_Isabel@rtvenoticies @rtvenoticias @telediario_tve)

 

Momento del juicio celebrado. Foto desde el Tweet de Isabel Palacios
Momento del juicio celebrado. Foto desde el Tweet de Isabel Palacios (@Palacios_Isabel)

 

« Post »