Bernat Tiffon Psicologo Forense Madrid - Barcelona

Nuevo articulo publicado por Dr. Bernat-N. Tiffon de CONSULTORIA EN PSICOLOGIA LEGAL Y FORENSE – Dr. Bernat-N. Tiffon para Diario LA LEY :

El proceder a un ingreso involuntario siempre supone un proceso desestructurante en la unidad familiar y se suceden un sinfín de emociones negativas en el seno de los familiares que han de proceder a una privación de libertad por razón de salud mental. En el presente artículo se revisa el proceso legal de ingreso involuntario (urgente y ordinario) pero se aborda una cuestión poco abordada: las reacciones psicoemocionales de los familiares ante una situación afectivamente desagradable. De por sí, el convivir con un familiar que adolece de una disfunción mental ya es experimentado como una situación adversa (y ya no tan solo por el propio paciente que lo vive y lo adolece). No obstante, cuando se trata de cruzar la fina delgada línea de tener que asumir la arriesgada decisión de verse obligado a ingresar en un centro psiquiátrico en contra de la voluntad del ser querido, siempre surge la parte afectivo-emocional y la confusión que se deriva del cocktail de sentimientos que se manifiestan de manera virulenta, pudiendo tener riesgo de afectar en las relaciones interpersonales en el resto de los familiares. Es en estos momentos, en los que los familiares han de otorgar el beneficio de la confianza total en los profesionales sanitarios públicos (y consiguientemente, en los operadores jurídicos), quienes salvaguardarán los intereses del ingresado en contra de su voluntad y protegerán, tanto su propia integridad como la del resto de personas de su entorno.

Seguir argumento del texto en los siguientes enlaces:

  1. Vía http://www.perits.org/ : http://www.perits.org/uploads/repositorio_imagenes/revista/53/la_ley_especial_probatica_24_9323.pdf 
  2. Vía http://www.perits.org/ : http://www.perits.org/uploads/repositorio_imagenes/revista/53/articulo_la_sensible_linea_tiffon.pdf

Referencia de la publicación: Diario LA LEY nº 9323, de 21 de diciembre 2018; Editorial Wolters Kluwer.

« Post »